Que es la sensibilización periférica y sus implicaciones clínicas

Cuando existe una lesión tisular/tejido corporal, como un esguince, rotura fibras musculares, una lumbalgia de origen discal, etc. Se ponen en funcionamiento los sistemas inmunitario y nervioso. Comienzan a formarse canales iónicos (son los interruptores del nervio, igual que los de nuestras casas, o están encendidos o apagados, no hay termino medio, todo o nada) en las terminaciones nerviosas en la zona de la lesión, que son aquellos que con sus potenciales de acción (son cuando los activamos, encendemos el interruptor y entonces abrimos el paso de la electricidad para que llegue a la bombilla), van a activar la estimulación nerviosa. A esta formación de canales iónicos, debemos sumarle que alrededor de ellos van a llegar sustancias químicas que facilitan esta activación, una sopa llena de glutamato, sodio, calcio y óxido nítrico. Como el experimento de cuando éramos pequeños, colocamos un cable en agua destilada y no pasaba la corriente eléctrica ni se encendía la bombilla, en cuanto le echábamos sal, conducía la electricidad, pues estas sustancias son la sal.

Lupa canales ionicos

Este mecanismo es BUENO!! Que la zona este sensible, a flor de piel que suele decirse, es bueno porque permite curar y reparar la lesión tisular/ del tejido. Cuando vamos a movernos, el dolor nos lo impide, es por esta causa, crear alarma y proteger.

Lo que sucede es que ese proceso tiene un inicio y un fin, los tejidos tienen un tiempo natural de curación, que depende de su irrigación (cantidad de sangre que le llega), por ejemplo, una lesión muscular en unos 21 días está curada, un esguince de tobillo en unas 3-4 semanas se ha reparado el ligamento, una lesión discal interna en unas 4-6 semanas está reparada. A más sangre llega, como el músculo, más fácil de transportar las sustancias para que se repare, el disco está mucho menos irrigado y cuesta algo más de tiempo, pero no hay lesión que cien años dure, el tiempo lo cura todo. Es cuando le digo a mis pacientes, ¿tú crees entonces que es normal que lleve 2 años doliéndote la espalda generándote esta incapacidad? ¿tu disco no se ha podido curar en 2 años? Y veréis que su cara cambia y reflexiona profundamente.

El problema empieza cuando este proceso natural y bueno, continúa y se perpetúa en el tiempo provocando una maladaptación, pudiendo convertirse en candidato a padecer dolor crónico. Estos canales que se forman no son estáticos, es decir, cada dos días se crean y destruyen, se activan e inactivan, como otras muchas cosas en el cuerpo humano. Sabemos que existen algunas situaciones que ayudan a perpetuar este proceso como una analgesia ineficaz durante un dolor agudo, es decir, dolor agudo mal tratado, terapia rehabilitadora especialmente dolorosa, el estrés.

Teniendo más canales/ sensores y encima que su entorno lleno de sustancias (la sal) que facilitan su activación, serán capaces de activarse y crear dolor sin que haya habido ningún estímulo mecánico/ movimiento real para que se activen. Pero la realidad es que se activan y son capaces de crear dolor cuando no sucede ningún problema real de daño tisular, como cuando se creó el proceso. Un ejemplo visual sería este vídeo que os muestro a continuación, es la lámpara de mi mesita de noche, que es táctil, pero está tan sensibilizada, que sin tocarla, se enciende sola y hace las tres posiciones de luz que tiene, imaginad por un momento que la luz es dolor y que es capaz de activarse por sí solo sin movimiento. Esto es el dolor espontaneo como consecuencia de una sensibilización periférica.

Es trabajo del fisioterapeuta con su terapia basada en el movimiento (independientemente del método o escuela) y exposición gradual a las actividades diarias u objetivos del paciente, disminuir esta sensibilidad periférica para normalizar el estado de alarmas que genera.

Gracias por leer y comentad.

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , | 4 comentarios

Globos para recuperar el movimiento

Solemos pensar, muchas veces inducidos por la información que se publica sobre la recuperación de atletas y deportistas famosos, que cuando se emplean aparatos de alta tecnología la recuperación de una lesión es mejor. Pero en muchas ocasiones en fisioterapia no es cuestión de tener material muy caro y ultra-especializado, es verdad que existen virguerías de aparatos, pero no son imprescindibles, y con frecuencia pueden suplirse con material mucho más asequible, ya que lo importante es emplear los ejercicios adecuados en función de los unos objetivos bien definidos basados en una correcta valoración del paciente.

En este caso vamos a mostraros como se puede trabajar con un objeto sumamente barato, UN GLOBO, para mejorar la motricidad y propiocepción tras una lesión.

Tanto para mantener una postura como para realizar un movimiento se precisa de la interacción coordinada de los sistemas articular, miofascial, conectivo y neural. El cerebro, que es el elemento modulador, regula el movimiento mediante el control de los patrones (neuromatriz del movimiento) y las características de la activación muscular[1]. Este complejo proceso requiere de un feedback continuo, ya que el movimiento debe adaptarse a las circunstancias y estas cambian continuamente. Además, en la decisión de movernos y el control del movimiento tienen mucha importancia los aspectos cognitivos, creencias, experiencias anteriores propias o de otras personas y todo tipo de informaciones procedentes del exterior[2].

Cuando nos lesionamos nuestra forma de movernos cambia y esto suele ser bueno al principio, pero pasado un tiempo son estos mismos patrones de movimiento en un principio protectores los que nos impiden recuperar el movimiento normal. Aquí juegan un papel importante nuestras cogniciones, a partir de las cuales elaboramos la actitud con la que nos enfrentamos al proceso de recuperación de una lesión. Cuando nuestras cogniciones son negativas adoptamos conductas de evitación, lo que nos hará más difícil volver a nuestro estado pre-lesional[3]. Superar el miedo y el catastrofismo constituye con frecuencia la principal dificultad en el proceso de recuperación[4].

Así que muchas veces nuestra estrategia como fisioterapeutas consiste en conseguir que el cerebro se implique, que no tenga miedo y que se concentre en lo que estamos haciendo, y para eso no hay nada como hacerle que se divierta. Con este objetivo hace un tiempo que estoy trabajando con globos, y he podido comprobar que tengas la edad que tengas, cuando juegas con un globo te olvidas de todo, sonríes y te diviertes.

Comencé a usarlos basándome en el trabajo de David Butler[1], que los utiliza para movilizar suavemente el nervio mediano, pero poco a poco se han ido extendiendo a otras muchas facetas de mi práctica clínica.

Os voy a contar como los uso yo, pero seguro que encontráis otras muchas aplicaciones:

En primer lugar está la elección del globo,  debe permitirnos dirigirlo a donde queramos y debe caer con cierta lentitud, ya que en el tiempo que el globo se eleva y vamos hacia el lo que hacemos es facilitar el movimiento, pero es durante el tiempo de caída cuando podemos comparar las sensaciones del miembro afecto con las del sano, mejorando los aspectos propioceptivos y cognitivos. Así que para nuestros fines si es muy pequeño no nos servirá.

En segundo lugar tenemos 3 reglas 1) sin dolor, 2) comparando con el lado sano y 3) aumentando la dificultad.

En esguinces y otras lesiones de tobillo y rodilla el objetivo es conseguir la carga completa sin dolor y el control del tobillo/rodilla y miembro inferior en cadena cinética abierta (sin apoyo del pie) y cerrada (con el pie apoyado). Comenzamos con los dos pies en el suelo y lanzando el globo al paciente a los lados del cuerpo y a diferentes alturas para que vaya variando la cantidad de peso que carga en uno y otro pie. Poco a poco vamos pasando al apoyo unimodal, incluso podemos añadir dificultad con otro globo.

esguince2esguince3DSC06268DSC06262

En las lesiones de hombro los patrones de movimiento que implican levantar los brazos suelen estar alterados, y lo que hacemos es una elevación del hombro que nos impide realizar la flexión correctamente. Sin embargo, cuando jugamos con un globo nuestro cerebro se concentra en intentar cogerlo, lo que nos obliga a elevar las manos al máximo, mejorando así el patrón de movimiento de elevación de los brazos. En este caso, si nuestro objetivo es mejorar el rango articular lo más efectivo es intentar que el globo no baje. Siempre que vayamos aumentando la altura del globo sin que haya dolor, desviamos la atención y pasamos de la kinesiofobia a la diversión, llevando al cerebro a patrones de movimiento más naturales.

DSC06242hombro_sonrisaDSC06279

Como precauciones no olvidéis que nunca debe haber dolor. Tampoco excedáis los 5-10 minutos, es difícil estar concentrado durante más tiempo. Por último las personas que padecen dolor cervical o sensaciones vertiginosas deben tener la precaución de no mantener el cuello en extensión durante mucho tiempo.  En todo caso, siempre debe seguirse el consejo del fisioterapeuta.

Montando la entrada de Encarna, tengo un paciente con kinesiofobia, que mediante la educación sobre el dolor y desterrando mitos sobre la espalda hemos mejorado mucho, el chico adora el futbol y ahora mismo para él volver a jugar sería un sueño después de 2 años de discapacidad por la columna, ya estamos en un punto que vamos a empezar a jugar con globos como si fueran una pelota de futbol, creo que va a ser un ejercicio genial como antesala de posibles juegos con balón de futbol real. Ya que al quedar suspendido en el aire, no tiene que hacer gestos bruscos y le dará confianza para continuar adquiriendo retos y objetivos, así que gracias a Encarna por haberme mostrado este nuevo material para la consulta que creo que le sacaré mucho partido.

Estos son solo algunos ejemplos. Seguro que se te ocurren otras muchas posibilidades, compartís con nosotros más ejercicios?!?!cats

Encarnación Abril Belchí

Fisioterapeuta por la Universidad de Valencia desde 1992

Trabajo en Atención Primaria desde 1998, actualmente en el Centro de Salud de El Palmar-Murcia, perteneciente a la Gerencia Área I Murcia-Oeste del Servicio Murciano de Salud

[1] Butler D. The neurodynamic techniques. A definitive guide from the Noigroup team. DVD and handbook. Edited by David Butler. Neuro Ortopaedic Institute Australia. 2008.

[1] Comerford M, Mottram S. Kinetic Control. The management of uncontrolled movement. Elsevier 2012.

[2] Hodges PW, Smeets RJ. Interaction Between Pain, Movement and Physical Activity: Short-term Benefits, Long-term Consequences, and Targets for Treatment. Clin J Pain. 2014 Apr 6.

[3] Butler D, Moseley L. Explicando el dolor. Noigroup Publications 2010.

[4] Gil, S. Elige el camino del miedo/evitación o el de la readaptación. En [http://soypacientedesamu.wordpress.com/2013/06/10/elige-el-camino-del-miedoevitacion-o-el-de-la-readaptacion-2/]

 

Publicado en Ayudas técnicas, Ejercicios | Deja un comentario

Vídeoentrada y ganadores del concurso

Quien no comprenda la frase “NO sentirse como un camello en el zoo” le invito a que se lea esta entrada de nuestro compañero Manel Domingo, que retrata muy bien el camino que algunos nos hemos visto obligados a tomar, para sentirnos realizados con nuestra profesión.

http://manel-domingo.blogspot.com.es/2014/07/fisioterapia-y-camellos.html

La respuesta a la pregunta ¿Que nervio, inerva la parte posterior del disco? la respuesta es la siguiente:

Existen estas tres denominaciones, nervio meníngeo recurrente, nervio sinuvertebral o nervio de Luschka. Pero no una mezcla de ellos como nervio sinuvertebral recurrente (he dado esa respuesta por buena :))

Os dejo a continuación un artículo que muchos de vosotros ya habéis encontrado e incluso leído, para que podáis profundizar en la inervación de esta parte anatómica que muchas veces nos trae de cabeza.

http://www.revistaneurocirugia.com/es/la-inervacion-del-disco-intervertebral/articulo/90202061/

Aquí muestro la foto de los ganadores del concurso que lanzamos la semana pasada, el sorteo ha sido hecho por la web http://www.sortea2.com

sorteo

Gracias a todos los participantes!!

Borja Tronchoni Crespo, Alex varela valladares, Gustavo Higueruela Ortega, Inma Villa del Pino, Fernando Calvo, Encarnación Abril Belchí, Rubén Serrano, Laura Galán López, Verónica Jiménez Sarachaga, Jordi Parellada, Laura de los Santos Morgado, Adriana Marín Urquiza, Laura del Puerto, Eva Sierra Silvestre, Angel monti fernandez, Juan Sánchez Lozano, Luis Ignacio Soto Bagaria, Arturo Such Sanz, Carlos Villel Moreno, Jorge Suárez Suárez, Almudena Gil, Lorena Miguel Viteri, Pilar Nogués Barrieras, Ignacio Fabiani Rodríguez, MªJosé Andreu, Manuel Garcia, Santiago Pellejero Soláns, Alma Vázquez, Miguel López Pareja, Pablo Cao Abad.

Publicado en Sin categoría | 1 comentario

Concurso 2º ANIVERSARIO

Estamos de celebración porque ya llevamos dos años escribiendo y parece que aún no me he cansado. No parece que vaya a cansarme, mientras haya gente que quiera leerme (pacientes franceses incluidos, bendito google translate) y recibiendo e-mails de agradecimiento en todas las partes del mundo hispanohablantes.

Si eres Fisio y te gustaría tomar el café en la consulta, en el centro de RHB, hospital, residencia de ancianos, o cualquier otro lugar de trabajo con una taza personalizada de Keep Calm I’m Physical Therapist y ser la envidia de todos tus compañeros y que tus pacientes puedan ver que eres un autentico friki, no dudes en participar. Vamos a sortear ni 1 ni 2… 3 tazas, solo tienes que responder correctamente la siguiente pregunta.

Tazas

Como se llama el nervio que inerva la parte posterior del disco intervertebral?

Mandadme vuestra respuesta al correo ohm669@hotmail.com, con la respuesta, vuestro nombre completo y en caso de tener twitter vuestro @nick. Tenéis hasta el domingo 13 de Julio para mandar vuestras respuestas.

Mucha suerte y muchas gracias por participar.

Publicado en Sin categoría | 3 comentarios

Paciente y Fisio: Punto de partida

De entradas anteriores han surgido debates muy interesantes, yo tiré la piedra (que hiciera una entrada para el blog) a nuestro compañero @Pablo__KO quien comentó en el blog sobre como intentar hacer que el paciente vea desde otra perspectiva el “tengo una hernia discal” por ejemplo. Sin más dilación, os dejo su entrada, que personalmente opino que es sencillamente genial.

« Entre lo que pienso, lo que quiero decir y lo que digo…se encuentra lo que quieres escuchar, lo que crees comprender y lo que comprendes : seis maneras de no entenderse »

comunicacion

Esta frase de Jodorowsky a mi juicio describe lo que en ocasiones no está exento de convertirse un proceso de comunicación en cualquier contexto. En el marco de la entrevista clínica, saber comunicar consiste – entre otras cosas – en crear un clima facilitador en el que todos nos podamos expresar y tener la habilidad para obtener la información ajustada de la realidad que experimenta el paciente. La comunicación es el de los aspectos más valorados en un profesional de la salud, a la vez que el mayor motivo de queja e insatisfacción. (1)

Pienso que el paciente que expresa el motivo de consulta a través de la etiqueta diagnóstica lo hace como una forma de explicación adquirida, y para ubicarnos : ” tengo artrosis, tengo una hernia, protusión…una protuberancia en la columna ( escuchado literalmente ), tengo epicondilitis…”. El cerebro etiqueta y estructura por economía cognitiva, si a eso le añadimos las creencias, recuerdos, experiencias o  información nocebo-iatrogénica :

« “me dijeron que con el tiempo perdería mucha movilidad en el cuello por mi artrosis”, “me dijo que me quedaría cojo para el resto de mi vida”, o…”es que estuve 2 semanas en cama cuando me dio aquella vez tan fuerte y no quiero que me vuelva a pasar“, “es que vi en internet que…y claro, me asusté” ».

; seguido de conductas de evitación, hipervigilancia, sobreprotección y kinesiofobia…teniendo en cuenta estos aspectos y otros que se me quedan en el tintero (posibles ganancias secundarias, por ejemplo), es entendible y creo que incluso hasta adaptativo que “tengo una hernia” sea una carta de presentación frecuente en el motivo de la consulta y que incluso redunden sobre ello. La etiqueta diagnóstica, por otro lado, aunque no paute la ‘dosis’ de fisioterapia, tiene un peso importante como diagnóstico biomédico que no podemos desdeñar, a mi juicio. Otra cosa es lo iatrogenénico de la explicación clínica, la ausencia de ella, o la información adquirida e interpretada por el paciente por cualquiera que sea la vía.

Para reconducir esta situación, un ejemplo escueto y sencillo, de muchos posibles :

« Como fisioterapeuta para mí es importante el diagnóstico médico, lo tengo muy presente en mi trabajo y nos ayuda que me lo traslades. Si bien en este momento, si te parece me gustaría centrarme en que intentásemos describir tu situación en la actualidad y ver de qué manera podemos trabajar. A día de hoy, ¿ qué es lo que sientes ? »

Es reubicar el punto de partida. No vamos a partir de tu hernia ( sé que está ahí ), vamos a hacerlo desde lo que sientes. Por un lado resaltamos la importancia del diagnóstico teniendo consideración con la información que nos expresa el paciente, pero a la vez entornamos esa puerta y le invitamos de forma colaboracional a que nos ponga al tanto de su situación en el presente y de esta forma obtener un contenido valioso para nosotros, estableciendo los mimbres de lo que pretendemos que sea nuestra relación con él / ella en el marco de la Alianza Terapéutica (2)  y en pro a los objetivos que nos marquemos.

Una forma de desaprender o quizá atenuar conductas es aprender otras nuevas. Nueva información (nueva forma de información creo que es más preciso), nuevo procesamiento, nueva cognición, nueva perspectiva, nueva actitud, nueva situación. Bajo mi perspectiva, en el primer encuentro no son necesarias profundas explicaciones paradigmáticas al paciente sobre la fisioterapia…ni posicionarnos en una actitud imperativa : “no pienses en tu dolor” , “sé optimista”, “tienes que”…”debes de”. Opino que con el paciente de actitud que percibamos más fija, lejos de usar este tipo de imperativos, todavía más tenemos que atemperar la comunicación. Con fijación no quiero referirme a una creencia negativa instalada, más bien quiero hacer alusión a la actitud que tiene expresando esa creencia maladaptativa. Es decir, 2 pacientes con 2 creencias maladaptativas ( la misma ) pueden expresarla de manera muy distinta.

En mi opinión, el estilo de comunicación asertivo ( ser asertivo no es ser dócil ) en el marco de la consulta de fisioterapia es el más adecuado, siempre. Y desde ahí podemos trabajar su adherencia. Si bien, el tiempo y el roce establecen otras rutas de acceso y estrategias comunicativo-persuasivas de nuestra parte hacia el paciente más directas y paralelas una vez éste confía en nuestra profesionalidad…porque no nos olvidemos que él también hace su particular historia sobre nosotros y nos evalúa. O evalúa lo que decimos, más exactamente.

En relación a esto, evalúa la comunicación con más criterio cuanto más conocimiento tenga sobre lo que le pasa. De hecho, según el modelo de elaboración de respuesta cognitiva de Cacciopo et col (3), el paciente compara lo que la fuente dice con sus conocimientos, sentimientos y actitudes previas respecto al tema en cuestión, generando de esta manera respuestas cognitivas que le llevaran a decidir posteriormente si acepta o no nuestro mensaje. Y en virtud de esto, a parte de nuestro lenguaje verbal, el lenguaje no verbal y paralenguaje ( tono, gestión de silencios, modulación e inflexiones de la voz ) también influirán en el proceso comunicativoenvuelto, por cierto, en la dosis de empatía necesaria sin caer en un exceso de ella.

Para terminar, decir que espero las críticas de buen grado y abierto a si se genera algo de corriente de opinión; el tema da para muchos enfoques y matices, opino. Estoy muy agradecido por este guante en forma de colaboración que amablemente me ha lanzado Samuel y he intentado recogerlo a través de esta entrada, retomando los comentarios iniciales que la han promovido,  decirle o no al paciente que “no debe pensar” en su alteración…y dejando un último apunte:

Intuyo que si os invito a leer atentamente las líneas que vienen en mayúsculas a continuación en las que digo que :

NO PENSÉIS EN UN ELEFANTE BLANCO

…es muy probable que muchos de vosotros sea precisamente lo que hayáis hecho, o lo haréis. :P

pd: Jodorowsky no es de mis predilectos, si no lo decía explotaba.

1. Comunicación Médico-Paciente / Mitos en el Acné / Begoña Aguirregabiria Rubio / Profesora de Psicología y Comunicación en la EUNCET – UPC

2. Nuevos abordajes del dolor en fisioterapia / rubentovar.fisioterapiasinred.com

3. Ruiz, J. (1998)  / Mensajes persuasivos, en MOYA, M. y cols. (eds.) / Prácticas de Psicología Social.

Foto del día 09-06-14 a la(s) 11.55 #5

Pablo Cao Abad, fisioterapeuta titulado en el año 2009 por la UAX y Técnico Superior de Laboratorio Clínico por la Cruz Roja. Editor del blog Fisioterapia en la Galaxia. Actualmente estoy colegiado en el colegio de Andalucía y ejerzo en Granada donde he abierto centro propio hace pocos meses.

Publicado en Comunicación, Dolor | 2 comentarios

El Concepto Maitland

works.4228.cover.w_800.q_95.jpg

Lo primero que llama la atención al tener el libro en las manos, es lo fino que es (genial por si quieres leer en transporte público), acostumbrado a típicos libros “tochos”, pero que no nos engañe su grosor, porque rebosa conocimiento. Quien tenga problemas de vista puede resultarle la letra un poco pequeña, para ellos alomejor sería preferible alargar el número de páginas del libro, pero hacer la letra un poco más grande. Yo he de decir que no he tenido ningún problema en su lectura.

Para comenzar nos presentan a los formadores del concepto Maitland quienes han escrito el libro, son aquellos pesos importantes de la IMTA (International Maitland Teachers Association) con grandes logros en el campo de la terapia manual a sus espaldas.

Comienza con una brevísima historia del nacimiento del concepto, de lectura muy entretenida y rápida para luego entrar de lleno en la explicación del concepto.

Muy destacable la explicación sobre el famoso “brickwall” o muro de ladrillos y su aplicación fisioterapéutica mediante el razonamiento clínico, su relación con la CIE (Clasificación Internacional de Enfermedades) y la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento), con las ventajas que nos proporciona.

Genial introducción sobre razonamiento clínico, formulación y categorización de hipótesis y la revaluación, donde narra las bases conceptuales imprescindibles para la aplicación de una fisioterapia de calidad a día de hoy.

Explican cómo podemos leer y crear un diagrama de movimiento (algo que veo muy interesante para compartir con colegas, pero más complejo de llevar a la práctica diaria). Descripción de movimiento fisiológico, accesorio y la clasificación de los cinco grados de movimiento que describió Geoffrey Maitland junto a sus alumnos en didácticos debates, siempre conduciendo el tema con casos clínicos ejemplo para su comprensión, hace mucho más fácil el entendimiento de la información que quieren trasmitir. Incorporan el análisis neurodinámico al método y valoración, ya  que ha demostrado su validez clínica científicamente.

Un capitulo importantísimo en el libro junto al anterior (el mejor capitulo en mi opinión), es su utilización práctica, que al final es lo que el fisioterapeuta desea, que nos aconsejen sobre cómo integrarlo a nuestra práctica diaria. Está llevado a cabo con mucha elegancia, te adentras poco a poco en los conceptos e inmediatamente te conduce con un caso clínico a la elaboración de hipótesis, el examen funcional, su tratamiento y manejo (de modo general, no es un libro de síndromes clínicos!), todo ello desde una perspectiva de índole biopsicosocial.

Los capítulos siguientes nos adentran en la CIF y el concepto de salutogénesis, la investigación como barco insignia del concepto y como se ha ido expandiendo, hay una breve explicación como se produjo el primer curso Maitland en España y finaliza el libro con los planes de futuro.

Yo opino que es una lectura no muy pesada, llena de conceptos y gráficas, que pueden facilitarnos la práctica clínica diaria, para organizarnos y que nuestro hacer no se base en el libre albedrío, intentando que esté fundamentado en conceptos que han demostrado su validez científica como en este caso el método de razonamiento que nos transmite el concepto Maitland.

Agradezco a la editorial Panamericana que todas sus obras estén repletas de bibliografía, aún no me ha llegado ningún libro suyo donde al final del cada capítulo se detalle toda la bibliografía consultada, eso denota la calidad de las publicaciones que están llevando a cabo.

Introduciendo este código WEB10 en la web obtendréis un descuento de un 10% en la compra de cualquier libro de la editorial Panamericana.

Muchas gracias por leer, cualquier duda que tengáis acerca del libro os la contestaré gustosamente.

Publicado en Libros | Deja un comentario

Prevención de caídas en los ancianos

Este último año dentro de mi práctica profesional he comenzado a realizar fisioterapia a domicilio. Cuando llego a casa de un paciente nuevo lo primero de todo es la presentación, la entrevista personal y plantearnos los objetivos que vamos a intentar adquirir con la terapia, que es en esencia lo que consiste la fisioterapia a domicilio, ya que la persona no es capaz de poder salir por sí mismo. Pero el fisio empieza a trabajar desde que pica al portal del edificio, comenzamos a observar el acceso al mismo, si tiene barandillas, si el suelo resbala cuando friegan, si es un espacio accesible con deambulador, etc. Subimos por las escaleras o el ascensor, picamos al domicilio y nos abren la puerta. Cuando entro al domicilio, escaneo a fondo todas aquellas cosas que se encuentran en el domicilio que deberemos, quitar o cambiar de lugar para evitar las temidas caídas del paciente anciano.

Voy a explicar las situaciones más comunes que me encuentro en los domicilios de la gente, y que para mí, su cambio es una prioridad para salvaguardar la salud del anciano. Partimos que este paciente suele tener una dificultad para mantener el equilibrio estando de pie o caminando, alguno utilizará el caminador o deambulador, pero otros pudiéndose beneficiar de esta ayuda técnica no lo utilizará con lo que tiene más relevancia evitarle aquellas situaciones que puedan hacer que se caiga.

  • Alfombras: Una alfombra en casa de un anciano con movilidad reducida, es igual a una posible caída. Ellos muchas veces caminan prácticamente arrastrando los pies, cuando llegan a la zona de la alfombra se mete el pie debajo de esta, intentan levantar el pie y se levanta la alfombra junto con su pie, y van al suelo porque se desequilibra.

Alfombra

  • Uso de buen calzado: Parece que el anciano por el hecho de estar en casa, puede llevar las zapatillas de estar por casa más baratas, “como no va a salir a la calle”. Pues es imprescindible que el calzado sea cerrado, que el contrafuerte que es la pieza que cierra por detrás la zapatilla sea fuerte y mantenga el pie bien hermético dentro de la zapatilla, de este modo el pie no se sale de la zapatilla por la zona del talón evitando desequilibrios y la posible caída.

zapatos

  • Cables por en medio de casa y mangueras en la terraza: Es muy común que en la zona donde se encuentra la televisión pasen cables por zonas de paso, o también la radio que suele encontrarse en la cocina que a veces el cable este por una zona de paso. Aquellos que tienen terraza, es muy peligroso tener la manguera suelta, como en la foto, pero yo he visto, mangueras “recargoladas” cual pitón constrictor.  Estos cables-mangueras pueden hacer que se trastabille.

IMG-20140514-WA0000

  • Muebles de dudosa consistencia: Mesitas o tablas en el comedor con ruedas que no son fijas y se mueven cuando se apoya alguien, mesas que son viejas y al apoyarse tiene peligro que se rompa, muebles viejos que del mismo modo que la mesa cuando hay un apoyo hay peligro que se desmonte o se rompa. Todas estas situaciones son muy comunes, porque el anciano muchas veces va andando por casa ayudándose de los muebles y si su consistencia es un poco “mierda” por decirlo rápido y fácil, pues tenemos una caída asegurada.

20140519_191555

 

  • Ayudas técnicas en buen estado: Una compañera me ha enviado una foto de un bastón comprado en un bazar, que la empuñadura se mueve, esto es peligrosísimo, ya que la ayuda técnica donde apoya parte de su peso, si se rompe, va directamente al suelo! Del mismo modo que hablo de un bastón, podemos hablar de los caminadores, de los tacos si están desgastados y resbalan. Las ayudas técnicas tienen un mantenimiento muy básico, pero muy importante, ya que es lo que otorga la seguridad al aparato.

IMG-20140519-WA0014

  • No dejar cosas por el suelo: La memoria, no suele ser la característica de la gente anciana, sino todo lo contrario, por ello cuando se deja algo por el suelo, puede terminar siendo un estorbo cuando camina y produciendo una caída. Si vienen visitas con niños (nietos o bisnietos), es muy importante que no se queden juguetes ni objetos por el suelo, del mismo modo que si tiene algún mascota haya objetos del animal por el suelo.

Cada domicilio es un caso particular, no es extrapolable a todos los domicilios, pero las situaciones que he explicado son muy comunes, nada más que entro en un domicilio intento identificar estas situaciones que son las más importantes, porque tienen una relación directa con  las caídas, las otras pueden no tener la misma relevancia y pasan a ser secundarias.

Espero que os sirva de ayuda, muchas gracias por leer y comentad si pensáis que existen más situaciones comunes que no comento.

Publicado en Ayudas técnicas, Fracturas, Lesiones comunes | 8 comentarios